Me consta que no es el primer libro de este tipo, publicado por el autor. Hace tiempo, concretamente en el 2007, Zelený publicó en la misma editorial su Pequeña Enciclopedia del Chamanismo. Si no me equivoco, es el único antropólogo checo que, además de realizar visitas sistemáticas a los indios de Sudamérica, principalmente a Perú, Ecuador, Venezuela y Brasil, comparte con ellos periódicamente el día a día de la vida, estudidando “desde dentro” de la comunidad, que no desde la altura de la torre de marfil de un científico, el comportamiento de los indígenas. Y, una vez contrastados los resultados de sus observaciones con otras publicaciones, ofrece sus breves resúmenes.

En otro libro reciente, el autor define el chamanismo como un “estado mental, o un modelo de ver las cosas; en principio, es la más antigua entre las disciplinas espirituales, abarcando el conocimiento del mundo y el afán por ejercer influencia sobre las fuerzas naturales en beneficio propio”. O sea, Zelený presenta al chamanismo como un fenómeno transcultural. Según su interpretación, el chamanismo ha sido probablemente la primera ideología desde el alba de la historia, desde que el ser humano empezó a plantearse preguntas sobre el universo y cosmo, si bien su forma no era única debido a la estrecha conexión con la individualidad y las capacidades personales de cada chamán. Por estos motivos, el chamanismo posteriormente fue sustituido por religiones organizadas, aunque nunca ha llegado a desaparecer del todo. Una parte de las prácticas mágico-religiosas han sido asumidas por sistemas religiosos, en otros casos el chamán existió o sigue coexistiendo ejerciendo sus prácticas de forma limitada y al margen de la sociedad, aun cuando a veces consigue penetrar en las capas más altas de la sociedad.

En su último libro (cuyo precursor relativo a la zona centroamericana fue publicado hace casi diez años (2001) por la misma editorial: Enciclopedia de dioses y mitos de la América precolumbiana. México y  América Central, obra del tándem de los autores Kateřina Klápšťová – Čestmír J. Krátký), Zelený ofrece un resumem de los conceptos básicos del pensamiento mítico y religioso de las distintas civilizaciones y culturas poblando el extenso subcontinente de América del Sur (Brasil por sí ocupa un territorio superior al de EE.UU., sin Alaska). Los textos están estructurados por zonas: las altas montañas de los Andes que dieron origen a las culturas más significantes y de mayor renombre, seguidas por la Gran Amazonia brasileña, colombiana y peruana, la zona del Gran Chaco, punto de interés y a su vez punto divisorio entre Argentina, Paraguay y Brasil y, por último, pero no menos importante, Zelený se dedica también a otras áreas menos estudiadas como es la Patagonia y la Tierra del Fuego. Sin embargo, sorprende la ausencia total, en el Índice de Nombres, de algo tan importante como es el área del Orinoco que, no obstante, aparece entre los relevantes conceptos de la Mitología y Cosmología de los Yek´wanas, Mitología Warao, Mitología y Cosmología Warao, así como en una serie de conceptos menores, como Wishiratu o Imawali.

Por cada zona (hay que ser consciente de las grandes diferencias climáticas y geográficas entre ellas), el autor ha optado por elegir muestras de mitos, dioses, divinidades, espíritus, rituales y ceremonias, ofreciendo además de una descripción e interpretación de ellas, también una explicación, a fin de proyectar ante el lector un camino hacia la comprensión del alma indígena, y de su pensamiento.

A través de la abigarrada y numerosa mitología de las diferentes etnias y tribus, Zelený refleja su pasado (uno casi quisiera decir su “historia”), apreciando los valores y las normas de la vida de los seres humanos, desde su comportamiento natural, o sea partiendo por el mantenimiento de la vida mediante actividades como la alimentación, hasta fenómenos caracterizados por su complejidad, como es la observación de la naturaleza y/o del universo en su conjunto. El chamanismo, junto con el animismo, representan perfiles espirituales de toda una serie de culturas existentes en las zonas en estudio, exceptuando los Andes, en los que el politeismo imperante sobre naciones y tribus de la región, acabó desapareciendo bajo la presión de la civilización blanca que llegó a hacerse partícipe claro en el contexto de la cultura cristiana iberoamericana.

El libro se caracteriza por ofrecer una consulta fácil y sencilla, a través de una estructura sinóptica y alfabética de los conceptos, nombres, deidades, símbolos y otros elementos de la abundante mitología sudamericana, sin duda muy exóticos y, en muchos casos totalmente desconocidos. Contribuyen a la percepción de la materia múltiples ilustraciones en blanquinegro (fotografías, dibujos). No se trata de un mero diccionario, sino que, en principio, el lector encuentra en el libro un análisis más profundo, acompañado por muestras de mitos concretas.

Además, el texto de Zelený incorpora análisis del sincretismo (el primer gran simposio dedicado a este tema tuvo lugar en Caracas, en el año 1992), comparando las religiones primitivas o el propio chamanismo con el cristianismo (el Mal en uno de los mitos, y en la Sagrada Escritura, con una citación de la Biblia, pág. 146), mencionando la sincrética compenetración entre los rituales autóctonos y los cristianos (p.ej. el Corpus Christi y el Inti Raymi).

Algunos de los conceptos como, por ejemplo, el animismo, tienen validez universal. No obstante, el autor les atribuye un contenido sudamericano particular, al nombrar un grupo indígena representante de dicha actitud ante la vida. A su vez, el antropólogo explica determinados conceptos o definiciones de índole puramente etnográfico que, sin embargo, han tenido influencia sobre la interpretación mitológica. La mayoría de los conceptos proceden de lenguas primitivas, y no sólo de los indios, sino también de lenguas africanas o de la raza negra (en nuestro caso, p.ej. candomblé, makumba, umbanda), del castellano o del portugués.

En conceptos de procedencia española sería recomendable incorporar, además de su explicación, también su base etimológica, o al menos el significado actual o, en su caso, histórico de cada palabra (por ejemplo, cabildo, eldorado). Otros términos, hoy en día de conocimiento generalizado, como el ayahuasca, vinculados con prácticas alucinatorias, no se indican de forma independiente, sino integradas en un concepto superior como, en este caso particular, la serpiente.  A veces se han asociado conceptos relacionados (música, canto, baile), sin que se les pueda encontrar por separado. No obstante, está el Índice de Nombres que facilita nuestra orientación, conduciéndonos sin pérdida hacia los conceptos deseados.

Resumiendo, una ayuda en su conjunto sólida y muy útil que facilita orientación y ofrece una rápida información, además de un conocimiento más profundo del pensamiento y de las complicadas realidades de las más importantes culturas en el extenso subcontinente de América del Sur.

                                                                  Pavel Štěpánek